Si has llegado hasta aquí, ante todo quiero darte las gracias y las felicidades. Gracias por tu confianza, por tu tiempo, por tu interés en descubrir. Felicidades porque, al menos, tienes interés por vivir en armonía, por vivir en paz, y esa es la primera semilla para la evolución armónica de nuestro ser. 

A lo largo de estas palabras conocerás en qué consiste la técnica de regresiones de la tradición vedanta del Tibet, qué puedes esperar de esta herramienta, qué beneficios puedes adquirir y cómo puedes empezar. 

¿En qué consiste esta herramienta de regresiones?

El objetivo de esta técnica es recordar y revivir eventos del pasado, para poder liberar las emociones que no hayan sido procesadas completamente y así ser capaces de ver la realidad tal y como es (Vipassana), y poder actuar con consciencia, empoderamiento, lucidez y valor, para vivir una vida en armonía.

Las peculiaridades de esta técnica son:

  • Revivimos solo eventos que nos ayuden a sanar o ampliar consciencia. 
  • La persona que regresa está totalmente consciente durante toda la sesión y recordará todo lo vivido.
  • La persona que regresa ve y revive todo el proceso. Las respuestas las elabora la persona que regresa, no la persona que guía. 
  • Contaremos con el apoyo de nuestros guías espirituales y tendremos la oportunidad de encontrarnos con ellos. 
 ¿Por qué es tan importante  recordar o sanar el pasado?

Nuestra vida está repleta de eventos inesperados o no deseados y todos ellos nos influyen. En muchas ocasiones no nos paramos a transitar de manera saludable todas las emociones que surgen en nosotros a través de estas situaciones vividas. A través de esta técnica contamos con la oportunidad de volver a recordar, para poder liberar estas emociones que aún están en nuestro cuerpo, y así poder sanar y poder ver la realidad tal y como es, objetivamente, sin apegos. Aunque el trabajo se realiza recordando, la verdadera sanación es el momento y en el cuerpo presente, y solo recordamos eventos que nos ayuden a este propósito.

Por otro lado, en ocasiones, sabemos que nos ocurre algo, pero no sabemos por qué, como puede ser una enfermedad, un trauma, un miedo o comportamiento. El conocimiento es poder. Esta técnica nos puede ayudar a ser más conscientes de la raíz de ciertos aspectos de nuestra vida, para poder resolver las situaciones con consciencia, para tener más conocimiento de cuál es el camino apropiado. 

¿En qué consiste una sesión?
¿Cuánto dura?
¿Cuántas veces?

SANACIÓN TIBETANA

Durante la sesión la persona que regresa se tiende y cierra los ojos.

En primer lugar la persona que guía facilita una relajación y unas visualizaciones específicas. En un momento de la sesión la persona que regresa empezará a recordar y revivir eventos y la persona que guía le acompañará en el proceso de sanación. 

La sesión dura alrededor de dos horas. Requiere de una preparación de tres días que consiste en una dieta específica y práctica de meditaciones. 

Podemos realizar una sesión, o tantas como queramos, depende de qué o cuántos temas queremos tratar. También podemos acudir a esta sesión sin nada especifico que trabajar, por ejemplo por curiosidad. 

Podemos recordar vidas pasadas o eventos de esta vida. ¡En esta vida tenemos mucho que descubrir y sanar!

 

¿Cómo llegué yo hasta aquí?

 

Mi primer contacto con esta herramienta fue en Irlanda. Timi, una chica de Hungría fue mi primera guía. Acudí por mi desesperación con las alergias, asma y en concreto por mi última intolerancia a la humedad. Esta técnica me ayudó tanto a comprender, perdonar, sanar y encontrar mi paz, que mi corazón se vio movido para poder aprenderla y compartirla con más personas. Mi sueño era, y es, poder ayudar a otras personas a encontrar su paz mental y equilibrio.

Mientras viajaba por India el destino me llevó a Nepal, allí viví durante sietes meses y busqué e investigué sobre la escuela, sin éxito. Al volver a España Timi me ayudó a entrar en contacto con la escuela de Rumanía, en la cual fui aceptada como estudiante. Los maestros se ofrecieron a visitarme y organicé un curso en febrero 2016 en Morón de la Frontera, Sevilla. Varias personas se formaron en el nivel I y II de sanación. Yo continúe mi formación visitando frecuentemente a los maestros en Rumanía. En mayo 2018 pude recibir la formación en regresiones y desde entonces las guío, y continúo con mi formación. 

Si quieres saber más sobre mí pincha aquí. 

Algunos testimonios

Mi experiencia con la técnica de regresión de vidas ha sido muy satisfactoria. He encontrado respuestas a ciertas emociones y malestar interior que se encontraban en mí. Me decidí a hacerla porque quiero mejorar mi bienestar y paz interior, sin ansiedad ni miedos. Me encontré con situaciones que ni siquiera recordaba, que había guardado al final de un cajón, allí donde no sé ve pero si se siente, puesto que me estaban afectando sin darme cuenta.  Me parece una gran herramienta de sanación interior, y lo que sana por dentro también lo hace por fuera. Desde aquel día encontré algunas respuestas a muchas preguntas y sobre todo me sume a mí misma paz interior, con lo cual descanso mejor y mi visión hacia otras muchas cosas ha cambiado de perspectiva. Gracias a Shanti por su gran profesionalidad y humildad. Ana

A través de la  sesión de regresión de vida, descubrí el momento de mi infancia en el que mis problemas de autoestima se originaron. Gracias a esto he podido aceptar, entender y empezar a sanar todas las heridas y traumas del pasado relacionados la falta de amor hacia mí misma, que tanto me ha afectado a lo largo de mi vida. La sesión fue una experiencia intensa e increíble. Un viaje a mi interior, necesario y liberador. Noemi

Padecía una claustrofobia que empeoró durante la pandemia. Llegó a un punto que ni siquiera era capaz de estar en una habitación cerrada. Me propusieron hacer una regresión de vida para investigar la raíz de esta claustrofobia y poder sanarla. Me lo pensé, pues tenía miedo de
lo que podía pasar o lo que podía descubrir, pero al final me decidí. Me di cuenta que mi fobia estaba relacionada con que en un momento de mi vida no fui capaz de despedirme de un ser muy querido. Gracias por ayudarme, esto era algo muy escondido y me sorprendió la relación. 
Gracias a la sesión, hoy día he superado mi claustrofobia, me he despedido, he sanado y hoy tengo paz. Encarna.

Una vez escuchada la intervención de Shanti en una conferencia pensé que las regresiones serían una buena herramienta para solucionar mi constante dermatitis en las manos. Entendí que la dermatitis era causada por no gestionar bien mis emociones relacionadas con circunstancias sucedidas en mi vida. Estas circunstancias no se resolvieron como a mí me hubiera gustado, no fui capaz de enfrentarme a ellas y así fue como fui guardándome mis
emociones, sin ser aceptadas o expresadas.
Tras la sesión me estoy sintiendo más empoderada, estoy cambiando mi actitud ante ciertos aspectos de mi vida y la dermatitis ha ido mejorando muy rápidamente. Estoy enormemente agradecida. Rocío. 

 

 

PRECIO:
59€ por sesión

En nuestras consultas en Morón de la Frontera y Marchena, Sevilla.



Más información y reservas.
Shanti: 670 560 433

Contacta sin compromiso si tienes alguna duda, si quieres saber más, si quieres reservar.

Inscribete a Nuestra newsletter

y recibes todas las novedades

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?